19/11/09

La echó de menos


Caída la tarde a Evelyn no le quedaba otra que esperar la noche. Y así lo hizo. Y tras la noche vino el alba, y Evelyn seguía esperando. Hacia el mediodía Evelyn dejó de esperar. Recogió sus cuatro trastos, los metió en la maleta y se marchó. Cuando Efrén volvió a casa ni se dio cuenta. Sólo cuando le entró hambre echó de menos algún plato en la mesa y por consiguiente, también a Evelyn.

3 comentarios:

Basseta dijo...

¡Qué duro eres!

Anónimo dijo...

Con todas pocas líneas y que seas capaz de decir tanto. Me gustaría leer algo nuevo al menos cada semana. Crees que podrías?

Sergio José dijo...

Tienes gran habilidad para estos microrrelatos.

Joder...

Y qué cierto, que tristemente pase tanto este tipo de situaciones...